compartir en:

Luego de que se presentaran los ocho prototipos de barda fronteriza ordenadas por el presidente estadounidense Donald Trump y concluyeran su construcción voceros de la Oficina de Aduanas y Proteccion Fronteriza confirmaron la instalación de un sistema de videovigilancia para ayudar a proteger el proyecto.

El sistema de videovigilancia remota se montó sin licitación y sin que se conozcan los costos del mismo, y fue agregado a un contrato existente mantenido con la compañía General Dynamics.

Fue aprobado bajo un proceso sin licitación porque la agencia decidió que tenía que instalar el sistema inmediatamente, justo antes de que la construcción comenzara el 26 de septiembre. El proceso de licitación normal tomaría semanas, según el aviso.

El informe es el último ejemplo de cuán preocupadas estaban las autoridades federales por posibles problemas de seguridad en el sitio de construcción de los prototipos, que tuvieron un costo unitario de entre 300 mil a 500 mil dólares.

La policía de San Diego y el Departamento del Sheriff del condado bloquearon las calles que conducen al sitio, prohibieron el estacionamiento en otras calles durante un mes y han patrullado constantemente el área.

El condado gastó 111 mil dólares en una valla temporal de malla para proteger la propiedad privada y bloquear el acceso directo al sitio.