compartir en:

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, admitió hoy ante miembros del Grupo Legislativo Hispano (CHC) de la Cámara de Representantes que no hay manera de que México pague un muro en la frontera y que durante una campaña presidencial se hacen promesas “desinformadas”.

Cuatro legisladores participantes en el encuentro, citados de manera anónima por The Washington Post, dijeron que Kelly concedió que no habrá un muro que “sea pagado por México” y que "no habrá un muro de mar a mar”.

Ciertas cosas se dicen en la campaña que son desinformadas”, dijo Kelly de acuerdo con los legisladores, en alusión al muro, una de las principales promesas de campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump.

“Una cosa es hacer campaña y otra es gobernar. Es realmente difícil”, agregó Kelly, quien según la versión usó la frase “barrera física” en lugar de muro en varias ocasiones.

Asimismo, se acreditó haber influido en la evolución de la postura de Trump sobre ciertos temas, incluido el muro y el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA. “(Donald Trump) hizo campaña contra DACA... (ahora) se ha suavizado”, indicó.

Después del encuentro con el CHC, Kelly confió ante los reporteros que espera se logre un acuerdo sobre DACA, que beneficia a 690 mil jóvenes indocumentados, la mayoría mexicanos.

“Ambos partidos han aceptado reunirse en un grupo más pequeño y buscar lo que creen que es el mejor acuerdo sobre DACA y después por supuesto presentárselo al presidente”, dijo.

La perspectiva de Kelly surge en medio de los esfuerzos de republicanos y demócratas que buscan evitar un cierre del gobierno federal este viernes y en momentos en que la migración aparece como un factor clave para lograr un acuerdo.