compartir en:

Vivir en las grandes ciudades implica pensar en la forma de transportarse, ya sea para ir de compras, asistir al trabajo o conocer una ciudad que ofrece innumerables atractivos como Nueva York, que cuenta con una superficie de más de 700 km² y una población de más de ocho millones de personas. Una ciudad que ha crecido en todos los sentidos y ofrece diversas opciones de medios de transporte en NY.

De este a oeste, de norte a sur

Viajando bajo tierra

El metro de NY es uno de los más antiguos en el mundo. Inaugurado en 1904 y con más de 400 estaciones, recorre la ciudad de forma eficiente con la ventaja de que sobre un mismo andén pueden pasar los trenes de diferentes líneas, acortando los tiempos de transbordo, además ofrece dos tipos de servicio: el local, que tiene parada en todas las estaciones, y el exprés, que a lo largo de la línea se detiene únicamente en dos estaciones.

Admirando la ciudad por tierra

El autobús es una opción que permite llegar a ciertos lugares donde no hay estaciones del metro cercanas. El servicio es eficiente con una cantidad de autobuses que sobrepasa los 6 000 vehículos y recorre alrededor de 16 000 paradas. Cabe mencionar que las tarjetas de prepago incluyen los servicios para el metro, teleférico y autobús.

Desde las alturas a Roosevelt Island

Desde 1976, el teleférico ofrece una vista aérea espectacular. Su capacidad es menor pero el traslado es excelente para observar la belleza de la ciudad.

La metrópoli es habitada por personas de muy distintas nacionalidades dentro de un ambiente multicultural y una gran cantidad de mexicanos en NY utilizan estos medios de transporte integrados que, además, ofrecen infinitas opciones para todos con una infraestructura de primer nivel, como los más de 40 km de vías en Manhattan para recorrer en bicicleta y el servicio de ferry.

Fuente de la imagen: pixabay.com/en/subway-station-transportation-urban-2631638/