compartir en:

El 18 de septiembre del año 2000, Soraya Jiménez, originara del municipio de Naucalpan, Estado de México, abrió las puertas de un nuevo milenio para el deporte femenil mexicano al convertirse en la primera mujer en ganar una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos.

Anteriormente, María del Pilar y María Teresa Ramírez habían conquistado plata y bronce, respectivamente, en los Juegos de México 1968 en las disciplinas de esgrima y natación para la entrada del actual milenio trajo una nueva cultura en el deporte nacional, en la que “el sexo débil” no existe.

Desde Sydney 2000, la delegación mexicana ha obtenido 27 metales olímpicos si se toma en cuenta la medalla que recién recibió Damaris Aguirre nueve años después tras comprobarse casos de dopaje en las ganadoras originales, de modo que obtuvo el metal de bronce.


Damaris Aguirre recibió la medalla que merecía nueve años después.

De esos 27 metales, 15 han sido conquistados por mujeres, es decir, más de la mitad. Desde la sonrisa de Soraya, las lágrimas de Ana Gabriela Guevara hasta la costumbre de ver a María Espinoza en el podio cada vez que va una justa veraniega, se demuestra que ellas se han ganado con justicia un lugar en la gloria deportiva.

Fuente de las imágenes: Mexsport