compartir en:

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) dio a conocer este viernes por la mañana que dos familias resultaron envenenadas por una fuga de monóxido de carbono.

En total son seis jóvenes y cinco personas adultas quienes fueron trasladadas a hospitales del área luego de que uno de los residentes regresara a su hogar tras un turno de la noche y no pudiera despertar a los miembros de su familia.

Esta fuga se extendió por dos apartamentos del edificio en Coyle Place, dejando a los inquilinos con vómito, y piel enrojecida, otros permanecieron inconscientes.

Autoridades del Departamento de Bomberos dijeron que, si el hombre no hubiera llegado a despertar a s familia, la situación habría empeorado.

El jefe de Bomberos señaló que los niveles de CO en el hogar eran más de 1,000 partes por millón. Cuando los niveles alcanzan las 800 partes por millón, dependiendo de cuánto tiempo estén expuestas las personas, podría llevar a la pérdida del conocimiento, daño cerebral y muerte.

Se desconoce el tiempo exacto en el que las familias estuvieron expuestas.