compartir en:

La entidad se ubica en el quinto lugar en materia de vulnerabilidad social, de acuerdo con el documento elaborado por la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Puebla tenía una población calculada en 6 millones 313 mil 7898 habitantes, en una proyección correspondiente a 2017 realizada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

De acuerdo con el informe de la Sedesol, 64.54 de los poblanos, un total de 3 millones 958 mil 812, vivían en condiciones de pobreza, pero 16.16 por ciento, 991 mil 322 padecían condiciones de pobreza extrema.

LO MÁS AFECTADOS

En total, 9 municipios poblanos están clasificados con un rezago social “Muy alto”, 73 tenían una calificación de “Alto”, 88 tuvieron clasificación de “Medio”, 42 resultaron con “Bajo”, sólo 4 se clasificaron como “Muy Bajo” en materia de rezago, y uno no fue evaluado, según el estudio de la Sedesol.

Hasta el corte del Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2017, del total de la población en Puebla, 23.21 por ciento estaba en condiciones de rezago educativo.

Con carencia por acceso a los servicios de salud se encontraba el 19.39 por ciento de los habitantes de la entidad, 5.69 tenía pisos de tierra y 3.72 no tenía techos elaborados con materiales firmes en sus casas.

El informe de Sedesol detalla que 12.3 por ciento de los poblanos vivían en condiciones de hacinamiento, mientras que 6.94 por ciento carecían de agua entubada, 10.65 por ciento no contaban con drenaje y 0.88 por ciento presentaban carencia de servicio de electricidad en vivienda.

Entre los años 2000 y 2015, los municipios de Domingo Arenas, San Miguel Ixtlán y Zongozotla en el estado de Puebla, pasaron de un grado de rezago social medio a alto, de acuerdo con el Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2017.

En el top 5 de los municipios con más mexicanos en pobreza extrema lo completan Chilón, Chiapas (90 mil 526 personas); Ecatepec, Estado de México (90 mil 438); Ocosingo, Chiapas (75 mil 917), y Chimalhuacán, Estado de México (72 mil 174), de acuerdo a un reporte de la Medición de la Pobreza Municipal 2015, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).