compartir en:

Alonzo Yanes es un estudiante del Upper West Side quien sufrió quemaduras graves en rostro, manos y torso luego de que un experimento resultara fallido en su clase de química en la escuela de Beacon High School.

Luego del incidente que dejó irreconocible a la víctima, la familia de Alonzo presentó una demanda contra la ciudad, el Departamento de Educación y la profesora de química por un total de 27 millones de dólares, alegando que la docente fue descuidada y que la escuela no difundió ninguna advertencia al respecto del experimento que se realizaría en clase.

¿Cuándo y cómo ocurrió?

Los hechos tuvieron lugar dentro de una prestigiosa escuela de Manhattan, Beacon High School, la mañana del 2 de enero de 2014.

Los alumnos del décimo grado atendían la clase con la profesora de química Anna Poole y ese día realizarían una “demostración del arcoíris”, por lo que la maestra abrió una jarra de metilo.

De acuerdo con Alonzo, ninguno de los alumnos tenía equipo de protección, por lo que una bola de fuego estalló repentinamente durante el experimento y alcanzó a Yanes y a otro compañero.

El joven, en ese entonces de 16 años, sufrió quemaduras en 30% de su cuerpo cabeza, cara, cuello, torso y manos). Los médicos que lo atendieron dieron a conocer que las posibilidades de que el joven sobreviviera eran de menos del 50%.

“Un monstruo”

Yvonne Yanes, madre del estudiante quemado, aseguró que su hijo parecía “un monstruo” es martes, la primera vez que el joven se presentó a una de las audiencias que se llevan a cabo para resolver el caso.

La mujer recordó que fue complicado explicarle a su otra hija de 7 años lo que había ocurrido con su hermano, pues la niña quería verlo:

“Alonzo ya no se ve igual. Probablemente te dará mucho miedo. Probablemente se verá como un monstruo, como Frankenstein. Ha sido remendado mucho, tiene grapas, así que se ve muy diferente. Solo quiero que sepas que podría darte un poco de miedo”, contó Yvonne entre lágrimas al recordar el momento en el que tuvo que hablar con su hija menor.

Después, recordó que varios de lo amigos de Alonzo lo visitaron tiempo después, que habían sido amables pero que a todos les costó trabajo asimilar la nueva apariencia de su hijo.

Se espera que esta tarde Alonzo tome el estrado para declarar.