compartir en:

Cientos de habitantes de Taxco, Guerrero, marcharon para exigir justicia para la joven Magdalena Aguilar Romero, cuyo cuerpo descuartizado fue hallado en un centro botanero propiedad de su exesposo.

Siendo este hombre el principal sospechoso del caso que es investigado como un feminicidio, tipificado como el asesinato de una mujer en donde el motivo está relacionado directamente con el género de la víctima.

Unos 3 mil vecinos asistieron el martes a la misa y funeral de Magdalena, para después protestar en las calles de la ciudad, exigiendo a las autoridades que hagan su trabajo y que detengan al o los asesinos de la joven. Los ciudadanos portaron pancartas en las que se leía “Todos somos Magdalena”, “Ni una menos”, “Vivas las queremos” y “Justicia”. La foto de la joven nutrióloga encabezaba la protesta.

La madre de César, el exesposo de Magdalena, fue detenida para rendir declaración, cabe recalcar que de su hijo y esposo, quien también estuvo presente el día en que Magdalena fue a la casa, no se sabe nada.

Ocultan feminicidios

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante 2017 se registraron sólo 13 feminicidios en Guerrero, sin embargo, los casos son al menos 219, indicaron organizaciones sociales.

En los últimos tres años, en Guerrero se han denunciado 673 abusos sexuales, 209 casos fueron en 2017, cuatro casos menos que en 2016 cuando hubo 213 denuncias. Los datos disponibles en el portal electrónico del SESNSP indican que en 2017 se registraron 566 delitos contra la libertad y seguridad sexual.