compartir en:

La noche de este domingo, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México,  Miguel Ángel Mancera confirmó que luego de una llamada ciudadana se logró la ubicación del estudiante Marco Antonio Sánchez.

Comunicó que en el Fraccionamiento Álamos, en el municipio de Melchor Ocampo, en el Estado de México, fue localizado el joven desaparecido el pasado 23 de enero, quien se encontraba deambulando.

El mandatario informó que por medio de una fotografía enviada a la familia, la madre aseguró que sí se trataba de su hijo y anunció que las dirigencias correspondientes se realizarán por parte de la Fiscalía del Estado de México.

Minutos antes de que se confirmara su aparición, Mancera, en compañía del secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, realizó una conferencia de prensa para compartir algunas imágenes captadas por el C5 y el Juzgado Calificador de Tlalnepantla en el Estado de México, donde fue visto el menor el pasado sábado.

De acuerdo con el reporte del mandatario capitalino, este domingo cerca de las 08:00 horas el Juzgado Calificador de Tlalnepantla refirió a las autoridades capitalinas a través de una llamada telefónica sobre la presencia de un joven en sus instalaciones el día sábado, luego de ser encontrado caminando por las calles de manera "imprecisa", por lo que fue asegurado, pues comprometía su seguridad dada la alta afluencia de vehículos.

Después de las 22:00 horas de ese mismo día y al corroborar que no cometió ninguna falta administrativase le permitió retirarse de las instalaciones.

Tras revisar los videos se confirmó que el joven salió caminando y se dirigió nuevamente a la avenida Mario Colin.

Se solicitó la presencia de los padres del menor para observar los videos y pudieron confirmar que en las imágenes del C5 y del Juzgado Calificador mostradas aparecía su hijo Marco Antonio.

LA DESAPARICIÓN

El pasado martes 23 de enero, el estudiante de la Preparatoria 8, Marco Antonio Sánchez Flores, fue detenido por cuatro policías mientras se encontraba cerca de la estación del Metrobús El Rosario.

Según la versión de un amigo de Marco, éste se disponía a tomarle una fotografía a un joven junto a un graffiti en un mural. En ese momento llegó un uniformado asegurando que estaba robando a lo que el estudiante respondió que sólo estaba tomando una foto. 

Al no saber qué hacer, el adolescente corrió hacia la estación del Metrobús y en ese momento los policías lo detuvieron y golpearon; posteriormente llegaron más elementos policiales y lo subieron a una patrulla.

Ante ello, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que había sido detenido porque un grupo de estudiantes había denunciado que Marco les estaba pidiendo dinero, pero al no encontrar a los denunciantes otra vez, lo dejaron libre calles más adelante. Luego de eso, no se supo más de él.