compartir en:

Por quinta ocasión, un mexicano enfrenta un proceso de deportación, pero antes deberá cumplir con una condena de 11 años en prisión por estar en Estados Unidos ilegalmente y por la posesión de mentafetaniminas. 

Juan Francisco López Hernández, de 44 años, supuestamente, planeaba vender los 2 kilogramos (4,4 libras) de droga. 

Este martes, el juez emitió el fallo. Además aumentó 1 año a la sentencia por cometer delitos recientes mientras estaba en libertad condicional luego de una condena previa por estar en el país sin permiso. 

El mexicano es originario de  Matamoros, en México, fue detenido en abril del 2016 luego de intentar huir y choca su vehículo, mientras que en agosto del 2016 se declaró culpable. 

Cuenta con otras cuatro condenas emitidas en 2001, 2003, 2007 y 2011.