compartir en:

La familia de una niña mexicana que resultó gravemente lesionada tras ser atropellada accidentalmente por su abuela el pasado jueves en Oklahoma, busca que su padre, que fue deportado a México, pueda ingresar a Estados Unidos para que acompañe a su hija.

La niña Mérida Gibson, de tres años de edad, permanece este lunes en estado crítico en el Centro Médico de la Universidad de Oklahoma, en la ciudad de Oklahoma.

ACCIDENTE

De acuerdo con la policía de la comunidad de Stillwater, el pasado jueves la niña estaba sentada en la entrada de la cochera de su casa, cuando su abuela Joan Conley no la vio y la atropelló con su automóvil. La pequeña sufrió una fractura de cráneo, lesiones en la cara, el brazo y los pulmones.

Su padre Miguel Canché Interián se encuentra en la comunidad de Oxkutzcab, en el estado mexicano de Yucatán, de donde es originario. Canche está impedido de regresar a Estados Unidos después de haber sido deportado por encontrarse en forma ilegal en este país.

La familia de la menor busca a través de diversos medios, incluido el uso de las redes sociales bajo el hashtag “#MeridaNeedsHerPapa”, obtener una visa humanitaria para que Canche pueda ingresar a Estados Unidos y estar con su hija.

"No sabemos si existe la posibilidad de que ella se recupere, y sería mejor que lo tuviera aquí para poder oírlo cuando se despierte y lo vea, eso la ayudaría a recuperarse más, creo", dijo la mamá de la niña, Amber Gibson, en declaraciones a la estación de televisión KOCO canal 5 de Oklahoma.