compartir en:

Por primera vez en 27 años, la mayoría de los mexicanos tienen opiniones negativas del país vecino del norte, de acuerdo con las encuestas recopilados por la firma mexicana Buendía & Laredo en colaboración con el Consejo de Asuntos Exteriores de Chicago y el Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson publicadas el día jueves, según reportó Sin Embargo.

En septiembre del año pasado, por ejemplo, el Pew Research Center descubrió que casi dos tercios de los mexicanos, el 65 por ciento, repudiaba a los Estados Unidos: más del doble que hace dos años cuando fue de 29 por ciento.

Las encuestas difundidas realizadas en diciembre del año pasado, muestran lo mismo: dos de cada tres mexicanos (65 por ciento) expresan una opinión desfavorable de los Estados Unidos, mientras que sólo tres de cada diez (30 por ciento ) tienen una visión favorable.

Esto representa una sorprendente reversión de la opinión desde 2015, cuando los dos de cada tres (66 por ciento) tenían una visión favorable de los Estados Unidos y tres de cada diez (29 por ciento) tenían puntos de vista desfavorables, de acuerdo con la comparación que realizó el Consejo de Chicago.

Además, el 61 por ciento de los mexicanos dicen que las relaciones bilaterales están empeorando, y la mayoría cree que Estados Unidos y México están trabajando en diferentes direcciones para asegurar la frontera entre Estados Unidos y México (76 por ciento), el comercio y el desarrollo económico (74 por ciento), combatir el crimen organizado en México (58 por ciento) y combatir el tráfico de drogas ilegales (51 por ciento).

Los resultados de la encuestadora mexicana Buendía y Laredo revelan que, entre los mexicanos que saben o han oído hablar del Presidente Trump (85 por ciento), la gran mayoría (89 por ciento) tiene una opinión negativa sobre él.

LO QUE PIENSA EU DE MÉXICO

Los datos más recientes del Chicago Council indicaron que los estadounidenses dan a México una calificación promedio de 51 puntos en una escala de 0 a 100, siendo 0 una visión muy desfavorable y 100 una sensación muy favorable. Esto no ha cambiado desde 2016 y ha aumentado bruscamente desde un mínimo histórico de 43 puntos en 2013, cuando los informes de noticias estuvieron dominados por imágenes de la violencia de la actual guerra contra las drogas en México.

Tanto los estadounidenses (78 por ciento) como los mexicanos (69 por ciento) dicen que el comercio internacional es bueno para los consumidores como ellos. Y tres de cada cuatro mexicanos (77 por ciento) piensan que el comercio internacional es bueno para crear empleos en México, mientras que una pequeña mayoría de estadounidenses (57 por ciento) cree lo mismo sobre la creación de empleo en los Estados Unidos.

NO ES EL MURO, ES EL TLCAN LO QUE DIVIDE A MEXICANOS Y ESTADOUNIDENSES

Aunque los mexicanos ven el TLCAN como bueno para la economía mexicana, no creen que Estados Unidos practique el comercio justo con México.

Los estadounidenses, por su parte, están divididos sobre si México practica el comercio justo (47 por ciento justo y 46 por ciento injusto). Esto es relativamente igual a partir de 2012, cuando el 48 por ciento del público estadounidense percibió a México como un socio de comercio justo. No obstante, los estadounidenses generalmente consideran que Canadá tiene prácticas de comercio más justas (79 por ciento en promedio).

RECHAZAN A TRUMP PERO AMAN MARCAS DE EU

Los temas políticos no influyen en la decisión de compra de los consumidores mexicanos, asegura Douglas Mello, jefe de Planeación de la agencia de marketing J. Walter Thompson a Expansión.

“La gente tiene muy claro que los temas políticos de Estados Unidos no se mezclan con las marcas nacidas en el país del norte. De hecho, los mexicanos creen que éstas tienen mejor calidad, son más confiables y respetadas que las nacionales, por eso las prefieren”, menciona Mello.

Para Rodrigo Mondragón, académico y especialista de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle, este reconocimiento se debe a que las marcas están muy arraigadas a la mentalidad del mexicano.

Coca-Cola, McDonald's, Google, Nike, Starbucks y Apple son algunas de las marcas que tienen un espacio privilegiado en la preferencia de los mexicanos.

“Vivimos en un país donde no existe el concepto del superconsumidor, es decir, aquel individuo que se fija en la reputación de las empresas, por encima del precio y la calidad, antes de comprar un producto”, comenta Oscar Kaufmann, director general de la agencia digital Nicestream México.