compartir en:

Es cierto que los mexicanos se han caracterizado de ser solidarios y una vez más esta idea a quedado reafirmada luego de que un grupo de connacionales extendieran su mano para apoyar a las víctimas del huracán Florence.

Luego de que se registrara un severo daño en Carolina del Norte, un restaurante mexicano en la localidad de Havelock, ofreció comida gratuita a alrededor de 2,000 damnificados.

A través de Facebook “La Casa del Patrón” inició una campaña para ofrecerla comida gratuita a todos los damnificados del área, provocando que de manera inmediata se agotara toda su reserva del almacén.

En esta ayuda que duro tres días, los mexicanos ofrecieron comida tradicional del país como arroz y frijoles, tacos, quesadillas, fajitas, pollo asado, carne con queso derretido, trocitos de pollo o macarrones.

De acuerdo con los dueños del local, algunos afectados quisieron pagarles de una manera, sin embargo, ellos se negaron a recibir tal pago, puesto que esta es su manera de agradecerle al estado su acogimiento, puesto que cuando llegaron de Guanajuato, los recibieron con las manos abiertas.

“La gente nos quiso dar donaciones, pero no se las aceptamos porque están pasando necesidades… cuando llegamos, esta ciudad nos acogió bien, nos ha ido bien, y sentí que como mínimo debíamos devolverle algo a la comunidad. Las bendiciones que hemos recibido, ya estamos más que pagados con eso”, declaró Antonio Quezada, dueño del local al Diario de Nueva York.