compartir en:

Este miércoles 12 de junio un pandillero de la Mara Salvatrucha fue condenado por el asesinato de cuatro jóvenes hispanos en Long Island, crímenes que pagará con 55 años tras las rejas.

Se trata de Josué Portillo, un joven salvadoreño de 18 años que participó en la muerte de Justin Llivicura de 16 años, Michael López de 20, Jorge Tigre de 18 y Jefferson Villalobos de 18.

Presuntamente, los asesinatos fueron planeados en conjunto con otros miembros de la MS-13, en abril de 2017, pues los confundieron con miembros activos de una pandilla rival.

Josué Portillo tenía solo 16 años cuando llevó a cabo los asesinatos, pero será juzgado como adulto.

Al cumplir su condena en Nueva York, el acusado será deportado a su país de origen.