compartir en:

Debido al viaje peligroso que emprenden cientos de niñas y adolescentes centroamericanas para llegar a Estados Unidos, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, informó que las menores detenidas por la patrulla fronteriza están siendo sometidas a pruebas de embarazo.

“Muy desafortunadamente, debido al aumento de la violencia, en ICE, cuando tenemos familias con niños, tenemos que hacerle a cada niña de 10 años en adelante una prueba de embarazo. Este no es un viaje seguro”, expresó Nielsen.

Asimismo, la secretaria dijo ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara que se están aplicando las pruebas desde menores de 10 años, ya que las niñas son “absolutamente víctimas de violencia y abusos” cuando emprenden el “viaje peligroso” a lo largo de diferentes países.

Ante este anuncio, los demócratas, cuestionaron la forma en que se está lidiando con los inmigrantes, menores acompañados y no acompañados.