compartir en:

En un viaje de trabajo, un inmigrante mexicano fue arrestado por ICE luego de que su camión se quedara sin gasolina y éste decidiera llamar a emergencias.  Según las primeras investigaciones, el pasado 3 de marzo, Gerardo Solís, viajaba con su compañero de trabajo. Iban de Nueva Jersey a Indiana, pero una tormenta en la carretera impidió que el viaje continuara, pues debido a la gran cantidad de nieve, el camión se quedó varado y sin gasolina.

Los testimonios arrojaron que el mexicano, de 31 años, en vista de que el camión no podía continuar el viaje y de que el clima estaba cada vez más intenso, decidió llamar al 911, pero en vez de recibir apoyo, los policías enviaron a los agentes de migración de ICE.

En entrevista con un medio local, la esposa de Solís, Hilda Rodríguez, afirmó que “se les acabó la gasolina, y como estaba nevando y no había nada cerca por ahí para pararse o para quitarse el frío, decidieron pedir auxilio a la policía, pero en lugar de recibir ayuda, fueron agarrados por migración”.

Solís llegó a los Estados Unidos, hace apenas 6 años, cuando tuvo que salir de su estado por los graves problemas de narcotráfico e inseguridad que azotaban a su localidad, en Nuevo León.
Y según comenta su esposa, cruzó la frontera con una visa de turista, pero desafortunadamente dejó que venciera la caducidad y en vez de renovarla, se quedó en EU para buscar una mejor forma de vida.

“Mi esposo no tiene ningún récord criminal, él siempre está bien, no tiene ningún tipo de problemas”, concluyó la esposa de Solís.

La familia tiene tres hijos, de los cuales el más chico es el único con ciudadanía americana.

Por el momento, Solís se encuentra en el Centro de Detención del Condado de Séneca en el estado de Ohio, y según la abogada de la familia, éste tiene oportunidad de salir bajo fianza, pero no será un caso sencillo.

Además, hizo énfasis en la poca disponibilidad de la policía, pues Solís acudió a ellos en busca de ayuda, y sin previas averiguaciones, fue arrestado por los agentes de migración del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).
 
Pero lo que más le preocupa a la abogada es la disponibilidad que existe en la policía por mantener informados a los agentes de ICE, pues esto puede provocar que los inmigrantes indocumentados que necesiten auxilio o que sean víctimas de un delito, preferirán no comunicarlo con miedo a enfrentar la deportación.

Fuente de la imagen: https://www.ice.gov/news-release-original-images/ICE%20operation%20in%20...