compartir en:

Este día miles de personas llenaron las calles de Manhattan en el marco de la marcha de mujeres, en el que también aprovecharon para protestar contra el presidente Trump y su agenda en el primer aniversario de su toma de posesión.

El objetivo fue denunciar que durante el año que ha cumplido Trump en el poder, inmigrantes, la comunidad LGBT, individuos de color y mujeres han sufrido por una ofensiva que ha restringido derechos y servicios.

También hubo protestas contra el muro fronterizo propuesto por el mandatario.

Las manifestaciones coincidieron con el primer aniversario de Trump en la Presidencia y conmemoraron un año de las protestas de millones de mujeres y defensores de sus derechos, consideradas las más numerosas en la historia.

Bajo los hashtags #MeToo (#YoTambién), el 2017 las mujeres denunciaron el acoso sexual y cuestionaron el machismo y la misoginia en Estados Unidos.

Según información de la oficina del alcalde de Blasio, fueron aproximadamente 120,000 personas las que se unieron a la marcha.

El evento se extendió más de 20 cuadras a lo largo de Central Park West.

Los asistentes cantaron y corearon frente al Trump Hotel en Columbus Circle, calificándolo de "s * hole", una referencia a lo que supuestamente el presidente llamó países africanos durante una reunión reciente de la Oficina Oval.

"No se puede construir la pared", gritó Annabelle Sherman, una niña de 7º grado, frente al Trump Hotel.

“Debemos unirnos para exigir y defender nuestros derechos. No nos quedaremos calladas”, expresaron las organizadoras en Nueva York, donde la policía estimó la participación de 120 mil personas.

Además de Nueva York, este sábado hubo protestas en más de un centenar de ciudades en Estados Unidos y al menos unas docenas de urbes en el mundo.

Ésta fue una de las 200 marchas de mujeres planeadas este fin de semana en todo el mundo.