compartir en:

La Autoridad Metropolitana del Transporte y el Departamento de Transporte del Estado de Nueva York anunciaron una serie de reuniones a “puerta abierta” con el propósito de abordar las preocupaciones de los usuarios con respecto a la línea L.

Cabe destacar que una parte de la línea que conecta Manhattan y Brooklyn se cerrará durante 15 meses para reparaciones, por lo que miles resultarán afectados.

En días pasados se informó que habrá un mayor servicio en los trenes G y J, M, Z para así acomodar a los pasajeros, además de un asistencia adicional de ferry y autobús.

La primera reunión se realizará este día miércoles de 17:00 a 20 horas en Progress High School ubicado en Grand Street en East Williamsburg.

La MTA anunció que hay más juntas programadas para el próximo mes.

Si tienes inquietudes o dudas sobre los cambios que se planean, puedes asistir a cualquiera de las citas.