compartir en:

El Instituto Nacional de Migración de México violó los derechos humanos de 122 indocumentados centroamericanos, incluidos menores de edad, al alojarlos en el oriental estado de Veracruz en instalaciones no reconocidas como recinto migratorio, según declaró la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos documentó que 122 inmigrantes de Guatemala, El Salvador y Honduras fueron detenidos y alojados “indebidamente en la Estancia Migratoria Fortín”, antiguamente utilizada como cárcel, según informó el martes la institución

A los indocumentados recluidos en ese lugar “no se les proporcionó asistencia consular, atención médica, ni acceso a llamadas telefónicas con sus familiares y consulados”, detalló.

Además, ocho menores no acompañados (una niña y siete niños y adolescentes varones) convivieron con adultos de ambos sexos en áreas de alojamiento muy sucias y parecidas a celdas, indicó la oficina del ombudsman mexicano, Luis Raúl González Pérez.

Por todo ello, la Comisión pidió al titular del INM, Ardelio Vargas, que se realicen las acciones necesarias, a fin de que las personas que están detenidas en la Estancia Migratoria Fortín sean trasladadas a un recinto que tenga la infraestructura adecuada.