compartir en:

Ha provocado indignación en redes sociales el caso de una madre que había organizado una fiesta dentro de su apartamento, pero en medio de la diversión pasó lo inimaginable.

La mujer de 31 años comenzó a sentir contracciones, por lo que, en lugar de irse al médico, se refugió en el baño en donde dio a luz a su bebé.

Luego de esto, tomó una bolsa de plástico, depositó al recién nacido dentro, salió y lo tiró en un cesto de la basura cercano a su domicilio para continuar con la celebración en su apartamento.

Fue otra mujer quien escuchó llorar al menor y llamó a emergencias, por lo que la policía acudió al lugar.

Desgraciadamente, ya era demasiado tarde para el bebé, pues falleció por hipotermia.

La mujer fue detenida y enfrenta cargos por intento de asesinato contra un menor, pues aseguró que no quería saber nada del niño, solo deseaba volver a la fiesta.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Ryazan, al oeste de Rusia.