compartir en:

Aunque el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray reiteró que México no pagará por el muro que se planea edificar con la frontera de los Estados Unidos, las pruebas a los prototipos parecen no verse afectadas.

Y es que los diseños que se elevaron en el otoño para guiar la futura construcción de una de las promesas de campaña del presidente Donald Trump, superaron “la primera fase” de efectividad con equipo de las fuerzas especiales militares.

Según Los Ángeles Times, los recientes ataques de equipos tácticos contra los prototipos indican que sus alturas imponentes deberían detener a los que cruzan la frontera.

FASE DE PRUEBA

Un informe de Aduanas y Protección Fronteriza sobre las pruebas identifica los puntos fuertes y los defectos de cada estructura.

En esta fase de prueba, fuerzas especiales militares con base en Florida y unidades especiales fronterizas pasaron tres semanas tratando de abrir y escalar los ocho modelos en Mesa de Otay, San Diego.

Estos emplearon martillos neumáticos, sierras, antorchas y otras herramientas y dispositivos de escalada, informó Los Ángeles Times.

COSTO

Los contratistas encargos de edificar los ocho prototipos recibieron entre 300 mil y 500 mil dólares por cada uno.