compartir en:

La joven adquirió el refresco y mientras lo bebía sintió que algo extraño resbalaba por su garganta.

La situación tuvo lugar en la ciudad de Andria, Italia, en donde una menor de 12 años tomó un refresco que contenía un insecto dentro.

Luego de darse cuenta de que se trataba de un gusano, fue trasladada a un hospital, en donde se le realizaron los estudios pertinentes.

La niña señaló que había comprado una lata de Coca-Cola que contenía un animal.

Tras ver los resultados del examen macroscópico de gusanos, los médicos informaron que no había de qué preocuparse.

“La chica no sufrió vómitos, diarrea ni otros síntomas de alarma”, indicó un especialista.

Continuarán investigación

A pesar de que no se encontró que el gusano fuera maligno, las autoridades enviaron muestras al Instituto Zooprofiláctico de Foggia para que se realice una investigación más a fondo.