compartir en:

Se dio a conocer que el niño cubano Emanuel Zayas de 14 años al que le extirparon un tumor facial benigno de 4,5 kilogramos, falleció días después de la operación.

Fue intervenido en el Holtz Children's Hospital, en la división pediátrica del centro médico Jackson Memorial.

La operación duró 12 horas y finalmente el equipo médico logró extirpar el enorme tumor.

Por medio de un comunicado, Robert Marx, jefe de cirugía oral y maxilofacial de UHealth, Sistema de Salud de la Universidad de Miami confirmó la triste noticia.

"Después de visitar a Emanuel anoche y observar un rayo de esperanza por los reflejos pupilares y el tono muscular facial, esta mañana me informaron que empeoraba gravemente. Su condición se ha deteriorado con insuficiencia renal y pulmonar", indicó el especialista.

Además Marx informó que la familia del menor aceptó donar el cuerpo para investigación, ya que como principal objetivo está “aprender más acerca de esta rara enfermedad y ayudar a las personas de todo el mundo que sufren por ella".

Emanuel Zayas nació con displasia fibrosa poliostótica, un padecimiento que afecta zonas óseas con tejido fibroso.

Desde los dos años, la enfermedad afectó  sus extremidades y cráneo, cuando tenía 11, un bulto junto a la nariz comenzó a crecer, lo que le provocó dificultades para comer y respirar hasta padecer desnutrición extrema.

Gracias a una visa humanitaria, el menor pudo ir a Miami en compañía de sus padres para la operación. Además con el apoyo de una campaña en internet, logró conseguir los fondos necesarios.

Registros

De casos de este tipo se tienen dos registros, el primero de una joven haitiana Marlie Casseus y el segundo de una vietnamita Lai Thi Dao, las dos sufrieron tumores faciales de 7 kilogramos.

En 2008, ambas fueron operadas por el mismo médico.