compartir en:

El pasado lunes 29 de enero, el Tribunal Federal de Apelaciones, dio a conocer que inmigrantes indocumentados menores de edad no tienen derecho a tener abogados pagados por el gobierno en una audiencia de deportación.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos confirmó la decisión de un juez de inmigración de negar el asilo a un menor identificado como C.J.L.G., quien salió de Honduras a los 13 años después de ser amenazado por pandillas.

El Noveno Circuito resolvió que la ley federal no garantizaba abogados pagados para niños en el tribunal de inmigración y que el adolescente no demostró que necesitaba un abogado para salvaguardar sus derechos.

"Obligar a un abogado designado por un tribunal de forma gratuita podría tensar aún más un sistema de inmigración ya sobreextendido", escribió la juez Consuelo M. Callahan.

HECHOS

Las autoridades de inmigración arrestaron al menor y a la madre en Los Ángeles, cuatro días después de haber cruzado la frontera en 2014.

Un juez de inmigración le repitió a la madre que su hijo tenía derecho a un abogado, y ella dijo que no podía pagar uno. Al final, ella misma completó la solicitud de asilo de su hijo.

"La solicitud contiene declaraciones raídas en apoyo de la demanda de asilo de C.J. y gran parte de lo que se escribe es límite inescrutable y no responde", dijo el Noveno Circuito.

La madre basó la solicitud de asilo en las amenazas de la pandilla Mara Salvatrucha.

El muchacho "rechazó repetidamente" los esfuerzos de la banda para reclutarlo, a pesar de las amenazas de muerte hechas contra él y su familia, dijo el noveno Circuito. "Después de que las Maras amenazaron a C.J. a punta de pistola, C.J. y su madre, María, huyeron de Honduras".

Al fallar contra el adolescente, el noveno Circuito acepto que se dio cuenta de que sería "devuelto a un país en crisis".

"Nos solidarizamos con su difícil situación personal, ya que C.J. parece haber demostrado coraje frente a una gran adversidad", escribió Callahan pero "la ley no respalda su ayuda solicitada", subrayo.