compartir en:

El alcalde de la ciudad Bill de Blasio acudió la semana pasada a Washington D.C a la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos para hablar principalmente de infraestructura, sin embargo de acuerdo a su percepción sólo fue una artimaña publicitaria del Gobierno de Donald Trump para tocar el tema de la migración ilegal. 

De acuerdo con Guillermo Chacón, presidente de la coalición de inmigrantes, señala que lo que busca el gobierno de Trump es obtener toda la información posible sobre los inmigrantes.

"Básicamente lo que quiere es tener acceso los agentes federales a las diferentes cárceles locales de las ciudades y los condados. Quieren también empezar a recibir la información de la gente que van a salir libre y que no tiene un estatus migratorio definido", explicó.

Sin embargo, Trump, acusó a los gobernadores de poner las necesidades de los criminales inmigrantes por encima de los estadounidenses respetuosos de la ley.

De esta manera continúa la disputa entre el gobierno del Republicano y las autoproclamadas ciudades santuario, que solo entregan información sobre indocumentados detenidos en casos específicos. 

El Departamento de Justicia argumenta que dicha información es para tener más seguridad y amenazó a ciudades santuario con decomisarles importantes fondos federales para seguridad local. 

Ante estas amenzas de Blasio afirma que demandará al gobierno federal para evitar chantajes.