compartir en:

El pasado 30 de enero, el presidente Donald Trump se plantó frente al Congreso para exponer los cuatro pilares que conforman la reforma migratoria que “deberá ser respaldada por los republicanos y demócratas, donde algunos serán beneficiados y otros no”.

Sin embargo, la propuesta para regularizar la situación de un millón 800 mil “dreamers” no fue bien recibida por miles de personas quienes salieron a las calles de Los Ángeles, California, para exigir una solución permanente para los jóvenes indocumentados.

Con la consigna “No al secuestro de los ‘dreamers’”, los manifestantes marcharon desde Westwood hasta el edificio federal en el boulevard Wilshire.

“Es ofensivo, es monstruosa la propuesta y desde ahora le decimos que no habrá cabida a su propuesta, ni a su muro, ni a su plan de separar a familias”, advirtió Angelica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de California (CHIRLA).

“Hay enfado y enojo en nuestra nación por la gran injusticia que se está haciendo con los 'soñadores', pero esto nos está uniendo para rechazar cualquier abuso y lo vamos a hacer en las calles y en las urnas”, aseveró.

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, Trump ofreció un camino a la ciudadanía para 1.8 millones de migrantes llegados en la infancia a Estados Unidos. “Bajo nuestro plan aquellos que cumplan los requisitos de educación y empleo podrán obtener este beneficio; y que lleven radicando 12 años”, detalló.

Además de que condicionó el alivio migratorio para los jóvenes indocumentados a cambio de que el Congreso apruebe 25 mil millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México.

De igual modo, propuso acabar con la Lotería de Visas y la migración en cadena.

“Estos cuatro pilares representan un acuerdo neutro, seguro, moderno y legal”, puntualizó.

TE PUEDE INTERESAR: Los cuatro pilares de la reforma migratoria de Donald Trump [VIDEO]