compartir en:

El pasado viernes el cuerpo de un recién nacido fue localizado en las instalaciones de la Clínica 73 del IMSS, ubicada en la calzada Narro en Saltillo, Coahuila.

El portal de noticias Vanguardia informó que la culpable era una menor de edad, quien abandonó el cuerpo del bebé, sus padres no notaron el embarazo.

Vanguardia habló en exclusiva con la madre, que prefirió no revelar su nombre, quien dijo que tampoco su hija ni su novio, con quien tenía dos años y medio, sabían de su embarazo y se dio cuenta hasta que entró al baño del nosocomio.

De acuerdo con el medio, pese a que ya contaba con ocho meses de gestación, debido a su delgadez, la panza no le había crecido. Además, era muy irregular con su periodo, por lo que tampoco les pareció extraño que no menstruara durante meses.

La madre de la menor relató que aproximadamente a las 18:00 horas del jueves, su hija le dijo que tenía un dolor en la espalda baja, pero ella pensó que se trataba del padecimiento que tiene en los riñones desde hace tres años.

Sin embargo, el sufrimiento no desapareció y a la media noche, su hija la despertó para decirle que era más intenso, por lo que la trasladaron al área de urgencias de la clínica 73 del IMSS.

Una vez ahí, la menor se hizo pipí y su mamá la llevó al baño, donde la adolescente entró y prohibió la entrada de su madre.

“Yo le tocaba la puerta para que me abriera, pero ella no quería y me dijo que le había bajado”, relató.

Los padres acudieron ayer ante el Ministerio Público para rendir su declaración sobre el caso.