compartir en:

La madre de los cinco menores que permanecían encerrados en su domicilio en Tehuacán, Puebla, y que fueron rescatados el pasado martes por personal del Sistema Municipal DIF, acudió el jueves por la mañana a las instalaciones del albergue “Dame tu Mano” para reclamar la custodia de sus hijos.

Con la documentación correspondiente de cada infante y con temor a ser detenida por dejarlos encerrados en su casa ubicada en la calle 32 Oriente, en la colonia Tula, la mujer argumentó a las autoridades que se vio obligada a realizar dicha acción al no contar con el apoyo del padre de los niños.

Además refirió que para sustentar los gastos económicos del hogar debe trabajar desde las 07:00 horas hasta las 20:00 horas en una empresa maquiladora.

Al respecto, la presidente del Sistema Municipal DIF, Gabriel Bretón Arroyo, detalló que luego de una revisión médica a los niños de 16, 12, 8, 6 y 4 años de edad, se determinó que no presentaban huellas de maltrato físico o violencia psicológica, pero sí de abandono, por lo que solicitó investigar las condiciones de la madre a fin de determinar si es apta para hacerse cargo del cuidado de los menores.

Según el Sol de Puebla, Bretón Arroyo pidió a la mujer de 34 años brindar la mayor disposición para agilizar el procedimiento ya que éstos suelen ser muy largos.

En caso de que el resultado sea favorable y los pequeños regresen al seno familiar, serán apoyados con atención médica y dental, alimentos y demás apoyos que se ofrecen a madres solteras.  

RESCATE

Medios locales señalan dos versiones sobre cómo fueron alertadas las autoridades municipales para realizar el rescate de los cinco menores.

En la primera se explica que el menor de 16 y su hermana de 12 años, escaparon de su vivienda hasta llegar a un terreno baldío de la colonia Los Reyes, donde se refugiaron. En ese lugar fueron hallados por agentes de la Policía Municipal y, posteriormente, entregados al DIF.

Luego de entrevistar a los menores, personal de Protección Civil se trasladó al domicilio para realizar el rescate de los otros tres infantes.

La otra versión apunta a que fueron vecinos de la colonia Tula en Tehuacán quienes alertaron a las autoridades sobre lo que ocurría en la casa marcada con el número 709.