compartir en:

En un reporte presentado por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), citado por un periódico local, los arrestos migratorios en Nueva York durante el 2017, aumentaron en comparación al 2016,  teniendo como diferencia mil 214 arrestos más entre cada año, lo que significa un aumento del 59%.

Según el informe, la causa principal de este crecimiento son las políticas migratorias que Donald Trump ha establecido en toda la nación.

Estas cifras acompañan las que se registran a nivel nacional, donde se reporta un crecimiento del 41% en 2017 comparado con el año anterior.

De igual forma, los arrestos a inmigrantes indocumentados y sin antecedentes penales repuntaron en el primer año de la presidencia de Trump (lleva 13 meses en la Casa Blanca), pues en 2016 se registraron apenas 250 casos, mientras que en el 2017 hubo casi 900 arrestos de sujetos con estas características.

Cabe destacar que en la presidencia de Barack Obama, los objetivos principales de los agentes de ICE no eran los inmigrantes sin antecedentes penales, por lo que este aumento indica que, a pesar del discurso que el departamento ha dicho en los últimos meses, donde asegura que las redadas son para capturar a los inmigrantes con antecedentes criminales, no del todo cierto.

Presencia de ICE en NY

El reporte indicó también que se tiene registro de casos donde los agentes de ICE llegan a los juzgados de la ciudad para arrestar a los inmigrantes; además hay testimonios donde aseguran la presencia de oficiales migratorios en las puertas de las casas de los indocumentados. Incluso, se han reportado algunos incidentes en congregaciones religiosas de la comunidad de habla hispana.

¿Qué hace Nueva York?

Gracias a que es una ciudad santuario, las autoridades no entregan directamente a los detenidos a migración, pero tiene la obligación de avisar al gobierno cuando llegan a arrestar a un inmigrante indocumentado. Antte esto sobresale que los agentes de ICE tienen libre acceso a esta información.

Supuestamente, una ciudad catalogada como “santuario”, no impide que ICE arreste a los indocumentados en ese territorio. Sino que la única garantía que existe para los inmigrantes indocumentados es que en caso de ser víctimas o testigos de un delito, pueden recurrir a la policía sin riesgo de ser detenidos ni deportados.

De igual forma, la policía no puede entregar a las autoridades migratorias a un inmigrante cuando éste haya sido acusado o sentenciado por homicidio, violación o  robo, ni que tenga una orden de aprehensión en su contra.

Sin embargo, si ICE solicita la aprehensión de un inmigrante indocumentado, la policía de Nueva York está obligada a realizar el arresto, aunque en el 2017 el NYPD ignoró poco más de mil solicitudes de arresto.

Ahora, según las condiciones de una ciudad santuario, "la migra" puede ingresar a los juzgados, y según el informe, por lo general evitan escuelas, hospitales y centros recreativos o culturales.

La organización civil Proyecto de Defensa para al Inmigrante, informó que en el 2017 se llevaron a cabo 87 arrestos en los tribunales de la Gran Manzana, en comparación con los seis registrados en 2016.

Finalmente, dicha organización compartió que en lo que va del 2018 van 13 arrestos de inmigrantes indocumentados en los juzgados de la ciudad.

Fuente de la imagen https://commons.wikimedia.org/wiki/File:100203houston_lg.jpg