compartir en:

El Papa Francisco acaba de lanzar un comentario que está generando controversia, ya que aclaró que las misas son totalmente gratuitas, lo que significa que nadie tiene que pagar por ellas, ni cuando se realice en memoria a un familiar o amigo fallecido.

Esto durante su audiencia pública semanal en el aula Aula Pablo VI del Vaticano.

En el evento, el Papa aclaró que la intención de esta celebración eucarística es que nadie sea olvidado, por lo que durante las misas se nombran a las personas que han pasado a otro mundo.

Alguien le preguntó cuánto se debía pagar por hacer esto posible. A lo que el Papa contestó:

“La misa no se paga, la misa es el sacrificio de Cristo que es gratuito; si quieres dejar una limosna, déjala, pero no se paga, es importante entender esto”, explicó.

Cabe destacar que en México, las iglesias acostumbran pedir una cuota para realizar dichas misas.

Por una misa en honor de una persona fallecida se solicita dinero para cubrir con ese “servicio”, haciendo un negocio de la situación.

Por lo que no es suficiente aportar la acostumbrada limosna, incluso las autoridades de cada iglesia solicitan por anticipado el efectivo para que puedan anexar el nombre a la misa.

Era sabido por pocos que esto no debería de cobrarse, hasta que el Papa aclaró la situación.

Aunque es poco probable que esto provoque que las normas ya establecidas en los recintos religiosos (especialmente en México) cambien a raíz de los comentarios del pontífice.

Fuente de la imagen: http://agencia.cuartoscuro.com/agencia/data/media/95/Celebracion_Virgen_...