compartir en:

Gennady Golovkin se mostró decepcionado y molesto por el positivo de Saúl Canelo Álvarez por clembuterol, pero también reprobó las declaraciones de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, quien prácticamente garantizó que la pelea se realizará el 5 de mayo pese al dopaje del mexicano.

"Pensé era una situación peligrosa que podía cancelar la pelea. Soy un atleta, un atleta profesional. Para mí, como boxeador, si alguien ha dado positivo se cancela, no importa si (la pelea) es en dos meses", comentó Golovkin.

La molestia principal de Golovkin es la forma en la que actuó el Canelo y su equipo, pues aseguró que tanto él como sus preparadores eran conscientes de que el clembuterol es un problema de salud pública en México y pese a ello no actuaron con profesionalismo a dos meses de la pelea.


La pelea por el desempate se mantiene en pie. Foto: Mexsport

"Si fue carne, la leche o la alimentación es otra historia. La Comisión nos dijo que dio positivo y eso es muy malo. Pero creo que no es un problema de la carne, es un problema de su equipo. Si son profesionales deben entender y saber lo que come", argumentó el kazajo.