compartir en:

En las instalaciones del Teatro Kings, en Brooklyn, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, presentó el informe de actividades de los últimos cuatro años, donde destacó los objetivos alcanzados y los retos que la ciudad aún enfrenta. Con alrededor de dos mil asistentes, el alcalde reutilizó la premisa de su campaña electoral anterior: hacer de Nueva York la ciudad más justa de Estados Unidos.

Los temas más interesantes fueron los que tienen que ver con seguridad, empleo, educación y democracia, donde hizo hincapié en que es momento de que los cambios se realicen desde los sectores más vulnerables, como la población inmigrante o de bajos recursos, y abogó por una reforma electoral donde todos los neoyorquinos tengan la opción de acudir a las urnas, sin temor de represión.

A la par, planteó la realización de un censo en 2020 que contemple a todos los miembros de la ciudad, incluyendo a los inmigrantes, que no estarán en peligro de ser deportados  o de tener problemas con el departamento de migración. El objetivo es conocer la cantidad exacta de neoyorquinos, por lo cual el mandatario solicitará una inversión de 4.3 millones para censar a las comunidades  de escasos recursos e inmigrantes.

Entre los temas más destacados está la disminución histórica del crimen en la ciudad, que se debe a una estrategia  implementada por los oficiales para tener mayor confianza y acercamientos entre ellos y la población en general; también, lo referente  a la creación de viviendas asequibles que ofrecerán a la comunidad facilidades de financiamiento y un futuro sustentable; la creación del “prekinder” para niños de tres años, que busca ingresar a las escuelas a 62 mil infantes de toda la ciudad, y la continuación del programa para una ciudad sustentable, con el reciclaje de basura, el uso de energía solar y el aumento de circulación de vehículos eléctricos.

Por último, habló sobre la cantidad de empleos registrados en los últimos cuatro años, llegando a más de 415 mil, y a la construcción de una generación de empleados con servicios de tecnología avanzada, espacios de investigación y capacitación constante.

 Defensa de los “dreamers”

En respuesta a lo planteado por el presidente Trump, el alcalde de Blasio defendió el papel que los “dreamers” y toda la comunidad inmigrante de todo el país representan. Ofreció su apoyo al programa DACA y reprobó la iniciativa para eliminarlo.

Epidemia de opiáceos

Debido a la epidemia que existe en el país, el alcalde junto con el Departamento de Salud de Nueva York se impusieron como meta reducir la muerte por intoxicación en 35% en los próximos cinco años, mediante la capacitación a doctores y  farmacéuticos acerca de los riesgos que tienen esos productos; así como campañas de concientización, y una iniciativa de ley para detener el flujo de drogas.

Ciudad sin racismo

Unos de los esfuerzos más importantes de la actual gestión es que en la Ciudad de Nueva York todos sus habitantes tengan las mismas oportunidades en el empleo y en la escuela, independientemente de su sexo, género, raza, nivel económico u orientación sexual. Para eso existen una serie de iniciativas que persiguen este objetivo: colocación de productos de higiene femenina en las escuelas, además de ser los primeros en crear la Comisión de la Equidad de Género, para ayudar a las autoridades a crear mayores oportunidades para todos los ciudadanos.

Cierre de Rikers

La iniciativa para cerrar Rikers se apoya en que  los bajos índices de criminalidad y el trabajo constante entre oficiales y ciudadanos, se notan también en la disminución de la población de la cárcel, por lo cual el alcalde prevé el cierre de este inmueble, y la construcción de cuatro pequeños lugares de control distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad.

Fuente de las imágenes:  https://c1.staticflickr.com/8/7395/10632385465_d1da5ecc56_b.jpg https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/62/3015-Central_Park-Sheep_Meadow.JPG https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6e/USGS_Rikers_Island.png