compartir en:

Tras la muerte de un hombre hispano en manos de la policía de Atlanta, Georgia, familiares y amigos exigen a las autoridades que se investigue el caso a profundidad.

La víctima ha sido identificada como Erick Cruz Ramírez de 32 años, originario de Oaxaca, quien fue abatido por un agente la policía de Sandy Springs.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves cerca de la vivienda del fallecido.

Un reporte de las autoridades señala que Erick tenía en sus manos un cuchillo de cocina, por lo que los oficiales lo encontraron y le pidieron que dejara el arma pero él se negó y presuntamente se acercó para amenazar a los agentes.

Los policías aseguran en su informe que Erick estaba a punto de atacarlos por lo que ‘se vieron en la necesidad’ de dispararle siete veces en su defensa.

A pesar de recibir atención médica, el oaxaqueño murió debido a la gravedad de sus heridas.

La policía informó que Erick era conocido en la comunidad por abusar del alcohol y las drogas.

La familia lo niega

En entrevista con Mundo Hispánico, familiares de Erick aseguran que todo lo que dice la policía es mentira, que él era un buen hombre pero como era indocumentado, intentaron detenerlo.

Yes