compartir en:

Un grupo de trabajadores de la construcción hicieron un macabro hallazgo mientras cavaban un agujero en East Village, Manhattan.

Según fuentes policiales, los obreros estaban a más de una docena de kilómetros bajo tierra en Second Avenue, cuando encontraron lo que parecía ser un cráneo humano. El hecho se registró alrededor de las 14:00 horas del pasado viernes.

Al respecto, la Oficina del Jefe Forense examinó el objeto y determinó que el cráneo, en efecto, corresponde a un ser humano.

De acuerdo a New York Post, anteriormente, se había edificado una cárcel y un cementerio sobre el terreno.

Los propietarios del edificio de ladrillo solicitaron un permiso, en enero, para construir un cuarto piso en el ático y ampliar el área del sótano, según los registros del Departamento de Edificios de Nueva York.