compartir en:

Un hombre de la localidad china de Xuanwei, provincia de Yunnan fue captado abandonando a su bebé recién nacida en un contenedor de basura, supuestamente porque nació con problemas de salud y no sobreviviría.

Los hechos fueron registrados por una cámara de seguridad donde se observa al sujeto arrojando sigilosamente a la menor en un contenedor de basura.

Medios locales informaron que los padres de la bebé decidieron deshacerse de ella debido a que comenzó a ponerse morada y pensaron que se trataba de algo "incurable".

La policía dio a conocer que la madre dio a luz prematuramente a los 8 meses de gestación y que en ningún momento recibió apoyo médico.

Tras el parto el padre dejó a la pequeña en una habitación y se fue a cuidar a su esposa, al momento de regresar por la pequeña se dio cuenta del estado de salud de la menor, por lo que tomó la decisión de abandonarla.

Afortunadamente una mujer se percató de lo sucedido y fue al rescate de la bebé para posteriormente llevarla a un hospital donde fue atendida declarándola en condiciones estables.

Mientras tanto, la policía local dio con el paradero de los padres y realizó la detención de ambos.