compartir en:

Luego de que en los últimos días se registraran dos arrestos en autobuses de Florida, Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza manifestaron su postura respecto a este tipo de detenciones.

Una declaración señala que esta actividad es rutinaria, que se hace en lugares estratégicos de transporte con el fin de evitar que las personas indocumentadas “viajen más lejos en Estados Unidos”.

Según una Ley Federal, los oficiales de inmigración tienen autoridad para buscar extranjeros en cualquier vagón, aeronave, medio de transporte o vehículo dentro de las aguas territoriales de Estados Unidos, hasta una distancia de 100 millas de la frontera.

Detenciones

La primera detención de este tipo fue la de una migrante de la tercera edad en un autobús de Greyhound.

El momento fue compartido a través de redes sociales por la Coalición de Inmigrantes de Florida y se volvió viral.

Supuestamente el conductor le “mintió a los pasajeros” ya que les dijo que "agentes de seguridad efectuarían una inspección de rutina" pero la realidad fue distinta.

Mientras que el segundo incidente ocurrió de igual forma en un autobús en Florida, esta vez Andrew Anderson, de 33 años y nacido en Trinidad fue arrestado.

Este hombre ha pasado los últimos años viviendo en Miami.

Su tragedia comenzó cuando fue abordado en el interior de un vehículo perteneciente a la misma compañía Greyhound.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves durante una redada.

Al no poder comprobar su estatus migratorio, el hombre fue sacado a la fuerza del transporte.