compartir en:

Se dio a conocer que agentes de la Patrulla Fronteriza retuvieron poco más de 30 horas a una menor de edad que se encontraba camino a la escuela en la puerta de entrada de San Ysidro, uno de los cruces fronterizos entre México y los Estados Unidos.

La niña de 9 años cruzaba diariamente hacia la escuela con su hermano de 14, pero esta vez fueron retenidos a pesar de tener la nacionalidad estadounidense y tener su pasaporte y papeles en regla.

La madre de los menores declaró a los medios de comunicación que agentes de La Migra detuvieron a sus hijos porque presuntamente la niña les habría mentido sobre su identidad y la acusaban de robo de identidad porque creían que ya no se parecía a la niña de la fotografía en sus papeles y que había proporcionado ‘información falsa e inconsistente’ cuando se llevaba a cabo la inspección.

La situación se tornó grave cuando agentes de la Patrulla Fronteriza querían acusar al hermano mayor de tráfico de personas, tráfico de drogas.

Además amenazaron a los menores diciéndoles que debían mentir diciendo que su hermano en realidad era su primo y que intentaban cruzar ilegalmente, esto para poder regresar con su familia pronto.

Tuvieron que pasar más de 30 horas para que se comprobara su identidad y así pudieran ser entregados a su familia.