compartir en:

No imaginaban que detrás del maquillaje había un hombre con sed de venganza.

Las autoridades reportaron un hecho que dejó con la boca abierta a los habitantes de la ciudad de Oudenburg, en Bélgica.

Se trata de un sujeto, payaso de oficio en un hospital, que asesinó brutalmente a su expareja de 47 años en su propia casa y frente a los tres hijos menores de esta.

Los jóvenes de 12, 15 y 17 años fueron atados y colocados de frente a su madre, de manera que pudieran “apreciar” el momento en el que el sujeto mataba a su madre.

Pero eso no es todo, el payaso quiso dejar un recuerdo y transmitió toda la escena vía Facebook Live.

También puedes ver:

“Soy un monstruo, lo sé, pero así es como me haré famoso”, dijo Kevin Lapeire, el payaso.

Al llegar las autoridades al inmueble, hallaron a los menores atados y ellos contaron todo lo que el antiguo novio de su madre había hecho, informó el diario The Sun.

El sujeto era conocido como el Payaso ‘Toby’, quien intentó darse a la fuga y subió a lo alto de una construcción de 13 pisos, desde donde comenzó a disparar a los agentes.

Afortunadamente, se logró la captura del asesino, quien se autodeclaró culpable, orgulloso de lo que había hecho.

También puedes ver:

Fuente de la imagen: Facebook Kevin Lapeire