compartir en:

Luego de que se diera a conocer que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmó una orden ejecutiva para detener la separación de las familias que intentan cruzar de ilegales en los Estados Unidos, el pasado jueves el Ejercito recibió una solicitud para albergar a 20 mil niños. 

Hasta el momento, funcionarios dijeron que lo anterior es una advertencia, puesto que no se ha tomado una decisión concreta. 

Asimismo, la portavoz del Pentágono Dana White, declaró que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por su sigla en inglés) ya evaluó tres bases militares en Texas y revisaría otra en Arkansas, para "determinar sus capacidades para proporcionar hasta 20 mil camas temporales para niños extranjeros no acompañados" en instalaciones militares. 

Hasta el momento White no ha revelado más detalles y no está claro cuántos de los niños que podrían ser enviados a las bases ya están detenidos en otras instalaciones. 

Cabe mencionar que el cambio de actitud del mandatario viene luego de que el congreso insistió en ponerle fin a esta política. 

Gracias a esta firma, se ampliará el tiempo de detención de los menores de edad, esto permite a las familias permanecer juntas. 

“Vamos a tener fronteras fuertes, muy fuertes, pero vamos a tener a las familias juntas”, expresó el presidente, y enfatizó el hecho de que ‘nunca le gustó’ la idea de tener a las familias separadas. 

El presidente de reconoció que los niños detenidos dificultaban el mantenimiento de su política migratoria y aún más cuando se expusieron las imágenes en las que se muestran las condiciones en las que se encuentran, pues hubo mucha crítica a nivel internacional. 

“Las imágenes afectan a todos. Pero debo decir que hay dos cosas: personas que quieren seguridad y seguridad absoluta, y hay personas que miran a los niños y luego hay personas como yo, y creo que la mayoría de las personas en esta sala quieren ambas cosas”