compartir en:

Una situación fuera de control se vivió en un hotel conocido como Villa de Aguayo, ubicado en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Empleados del establecimiento registraron a dos mujeres y un hombre que pidieron una habitación. Luego de pagar, los huéspedes se encerraron en su cuarto, pero minutos más tarde los empleados comenzaron a escuchar gemidos e incluso aplaudieron al hombre por su talento sexual.

De un momento a otro lo que comenzó con una escena de sexo terminó en golpes y reclamos, ya que una de las mujeres no estaba satisfecha con la atención que el hombre le daba con respecto a su compañera.

La gerencia del hotel se vio en la necesidad de llamar a la policía local para calmar la situación.

Pero al parecer la situación se tornó aún peor cuando llegaron los oficiales y uno de ellos perdió la consciencia al ingresar a la habitación, pues una de las mujeres involucradas resultó ser su esposa.

Al verlo, la mujer intentó escapar pero ya era demasiado tarde.

Autoridades mencionaron que las personas dentro de la habitación de hotel también eran policías en entrenamiento.