compartir en:

Las variables en cuanto al precio de dólar pueden beneficiar o afectar a algunos sectores. En ese sentido, qué pasaría si la moneda oficial de Estados Unidos tuviera un valor de 27 pesos mexicanos.

A lo mejor para los migrantes que viven en suelo estadounidense y mandan dinero constantemente a sus familiares en México está sería una muy buena noticia. Las remeses incrementarían.

De acuerdo a un informe de Moody’s (agencia que se dedica a la investigación financiera internacional), la tasa de cambio del dólar podría elevarse a los 27 pesos mexicanos en los próximos meses si México y Estados Unidos no logran establecer un nuevo acuerdo bilateral en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Hasta el día de hoy (24 de febrero), la tasa de cambio de la moneda norteamericana se encuentra alrededor de los 19 pesos; sin embargo, está realidad podría cambiar a 27 pesos este año y volver a bajar a los 24 o 25 en 2019 si se pone fin al TLCAN, según explica Jaime Reusche, analista colaborador de la agencia fundada en 1909 en Nueva York.

Si esto se hiciera una realidad, el Banco de México se vería obligado a elevar su tasa de interés a entre 8 y 9 por cierto en este año lo que significaría que el crédito se haría más caro. En decir, si un consumidor desea adquirir un crédito (para una casa o coche), el interés sería más elevado. Claro que si pagas a tiempo el sado de tu tarjeta esto no te va a afectar.

Otra consecuencia que tendría, y no menos importante, es que se produciría una caída de inversiones al país, misma que conduciría a una recesión económica.

Viendo a nivel local, un gran número de estados mexicanos también resultarían afectados ya que dependen de las exportaciones que hacen al país vecino del norte. Siendo el caso de Baja California, Sonora, Tamaulipas, Chihuahua y Coahuila, principalmente.

Fuente de la imagen http://agencia.cuartoscuro.com/agencia/details.php?image_id=673891&mode=...