compartir en:

A través de la Red Nacional de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas (RENACJJA) se dio a conocer como los migrantes jornaleras agrícolas mantienen condiciones precarias de trabajo, salud y vida desde hace 3 años en la República Mexicana.

Los casos documentados están en los estados de Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Zacatecas.

Entre los principales problemas se encuentran el reclutamiento, tránsito, abuso de autoridad y desaparición.

Dentro de las situaciones de inseguridad que enfrentan, de acuerdo con registros de la Red, se tiene conocimiento de dos casos de desaparición masiva.

 “Uno de ellos es el de 200 personas originarias del municipio de Mazatlán Villa de Flores del estado de Oaxaca y desaparecidas en su camino a Sinaloa en 2004, y otro de los más recientes del año 2010 originarios del municipio de Xilitla que desaparecieron en la zona limítrofe de Tamaulipas y San Luis Potosí”.

Ante estos casos, Margarita Nemecio, coordinadora de la RENACJJA, señaló que la violación a los derechos de las personas migrantes jornaleras ya es “una situación alarmante y sistemática, recurrente pero invisible”. Es por ello que el tema debería tener espacio de discusión de discusión incluso internacional, uno de los foros donde debería tener cabida dada su gravedad, considera Nemecio, es el próximo foro del Pacto Global de Migración con sede en Guadalajara, Jalisco, entre el 4 y 6 de diciembre.