compartir en:

El pasado viernes, un trabajador de FedEx reportó el hallazgo de un niño encerrado en un apartamento que estaba infestado de insectos y ratas en el Bronx.

De acuerdo a versiones oficiales, el repartidor llegó al domicilio tocó la puerta y el menor de 5 años atendió al llamado, el hombre le preguntó dónde estaban sus padres ya que necesitaba una firma, el niño dijo en ese momento que no se encontraban en casa.

El trabajador llamó a la policía para pedir ayuda, ya que se asomó por la perilla de la puerta y vio las condiciones en las que se encontraba la víctima, el lugar estaba lleno de heces fecales, basura, chinches, gusanos y ratas.

Autoridades identificaron a los padres del menor como Wilfred Lewis, de 59 años, y Charlotte Lewis, de 48, quienes también tenían otros tres hijos, dos niñas de 12 y 13 años y un niño con problemas de audición de 15 años, quienes se encontraban en la escuela en el momento del hallazgo.

Los responsables fueron arrestados y acusados ​​de poner en peligro el bienestar de un niño.

Sin embargo, el padre declaró en la estación de la Comisaría 50, que su hijo de 5 años era "autosuficiente".

Por el momento los hermanos del niño, fueron trasladados por agentes de bienestar infantil a Montefiore para su evaluación.