compartir en:

Esta tarde la pista de All England Club, en Wimbledon, Reino Unidos, fueron testigo de una semifinal histórica para el Grand Slam en su 132° edición, donde midieron fuerza el sudafricano Kevin Anderson y el norteamericano John Isner. 

Ambos tenistas realizaron un esfuerzo sobrehumano al disputar su pase a la final, siendo Anderson el vencedor del encuentro, sin embargo, quien acaparó los reflectores fue el norteamericano quien se ha apropiado de estas canchas para batir récords inimaginables. 

El primer récord, es y será por mucho difícil de superar, ya que cuenta con el partido más largo en toda la historia del Grand Slam, con 11 horas y cinco minutos en 2010 contra Nicolas Mahut, en el cual el estadounidense consiguió un marcador de (6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3), 70-68), disputado en la primera ronda del torneó. 

Pero esta tarde se llevó el segundo lugar en partidos más largos de la historia del campeonato con seis horas 36 minutos, sucumbiendo ante Kevin Anderson, sin embargo, este partido se lleva el récord de la semifinal más larga. 

Mientras que el sudafricano, comienza su historia al ser el primer representante de su nación en llegar a la última ronda en la All England desde Brian Norton en 1921, casi un siglo después. 

Y podría quedar inmortalizado en el top 5 sí vence a su rival en la final ya que se enfrentará a uno de los mejores tenistas ya sea a Nadal o Djokovic. 

Imagenes tomadas de: https://www.facebook.com/pg/wimbledon/photos/?tab=album&album_id=10150591598798732

No