compartir en:

En los últimos días el Gobierno mexicano ha mencionado que el robo de gasolina por parte de huachicoleros ha escaseado al país, por lo que se han tomado todo tipo de medidas para hacerles frente, sin embargo, la batalla continúa dejando varios heridos.

La noche de este viernes se registró la explosión de una toma clandestina en un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo.

De acuerdo con versiones oficiales alrededor de las 17:04 horas a la altura de San Primitivo, se registró la fuga donde cerca de 200 personas acudieron al lugar para recolectar el combustible con cubetas.

Sin embargo, dos horas después una ligera chispa provocó inmensos muros de fuego, por el mometo el gobernador de Hidalgo ha declarado que 20 personas murieron calcinadas y cerca de 54 resultaron heridas.

Mediante Twitter Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, expresó que su administración está al tanto de lo sucedido y ha girado instrucciones para atender a las familias afectadas.

"En el @gobiernohidalgo estamos al tanto de lo sucedido en Tlahuelilpan. He girado instrucciones al titular de la @SeGobHidalgo, Simón Vargas Aguilar, para atender a las familias afectadas. Estamos apoyando al @GobiernoMX con todo lo necesario para resolver esta situación.

Asimismo, Pemex ha invitado a la ciudadanía a evitar la zona y recalcó que la explosión es derivación de la manipulación de una toma.