compartir en:

Como había señalado anteriormente el  líder republicano Mitch McConnell, la madrugada de este lunes se realizó una reunión en el Senado para acordar una solución que permita la reapertura del gobierno federal.

Con 81 votos a favor y 18 en contra, el Senado aprobó una resolución que afirmó la reanudación de actividades en el país hasta el 8 de febrero.

La resolución incluye la extensión por seis años del Programa de Cobertura Médica Infantil (CHIP) y la promesa de McConnell, de poner a voto una iniciativa sobre los 690 mil beneficiarios del programa para jóvenes migrantes DACA, en caso de que no haya un acuerdo para esa fecha.

También la propuesta fue aprobada por la Cámara Baja y fue enviada para su promulgación al presidente Donald Trump.

De igual modo, Trump  advirtió  que sólo llegará a un acuerdo  “si es bueno para el país”.

 “Me alegra que los demócratas en el Congreso hayan recobrado el sentido y ahora estén dispuestos a financiar nuestro gran Ejercito, patrulla fronteriza servicios de emergencia y seguro médicos para niños  vulnerables”, leyó la porta voz Sarah Huckabee.

La Casa Blanca festejó el resultado como un acto de firmeza del presidente y los republicanos, y de terquedad de los demócratas.

“Los demócratas se dieron cuenta que la posición que habían tomado era francamente indefendible… El presidente se mantuvo firme. Los republicanos se mantuvieron firmes”, afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.