compartir en:

Sin duda Guillermo del Toro fue el máximo triunfador de los premios Oscar que se celebraron este domingo en Los Ángeles.

El director se llevó a casa el premio como Mejor Director y Mejor Película por “La Forma del Agua”.

Durante su discurso tras recibir el galardón como Mejor Director, del Toro resaltó con orgullo sus orígenes.

"Soy un inmigrante, como muchos de ustedes y en los últimos 25 años he vivido en un país que es de todos nosotros: tiene partes de aquí, de Europa... de todos lados. Y yo creo que lo mejor que hace el arte, nuestra industria, es borrar las líneas en la arena, debemos continuar haciéndolo, y más ahora cuando el mundo nos dice que las profundicemos", aseguró.

Luego de unos pocos minutos, el director volvió a subir al escenario, pero esta vez para recibir el premio como Mejor Película, en esta ocasión dedicó su discurso a todos los jóvenes cineastas haciendo referencia a las palabras de Steven Spielberg.

"Hace unos días me encontré con Spielberg y me dijo: 'Si recibes el premio, si subes ahí, recuerda por favor que eres parte de un legado, parte de un número muy grande de cineastas, y siéntete orgulloso", contó del Toro.

Cabe destacar que Guillermo es el tercer mexicano en recibir la estatuilla como Mejor Director.

Ya que sus amigos Alfonso Cuarón y Alejandro G. Iñárritu  se llevaron el premio en las entregas pasadas de los premios Oscar.

Cuarón en 2014 por "Gravity" mientras que en 2015 Alejandro G. Iñárritu por "Birdman” y en 2016 por "The Revenant”.

Ahora “Los tres amigos”, como son conocidos estos cineastas ya cuentan cada uno con este reconocimiento por parte de la Academia.

Deja México por la delincuencia

Fue hace 20 años cuando Guillermo del Toro se vio forzado a salir de México por la inseguridad que se vivía, luego de que su padre Federico del Toro fuera secuestrado en Guadalajara por un grupo criminal que exigió más de un millón de dólares por su liberación.

En aquel entonces, el cineasta no contaba con el dinero ya que había invertido todo lo que tenía en la producción de su segundo largometraje titulado “Mimic”.

Pero gracias a su amigo James Cameron, pudo salvar a su padre, pues el también director le dio a del Toro el millón de dólares que necesitaba.

Además lo ayudó con un equipo de seguridad, que se encargó de realizar la negociación.

Después de este acontecimiento del Toro y su familia tomaron sus maletas y abandonaron México para irse a Estados Unidos.

Sin duda este suceso cambió el rumbo de la carrera del director, ya que también se vio forzado a dejar proyectos que tenía en mente para realizar en tierras aztecas, aunque también forjó su camino hacia el éxito que posiblemente no hubiera llevado de forma ascendente como hasta ahora de no haber dejado el país que lo vio nacer.

Fuente de la imagen: http://www.notimex.gob.mx/fotos?palabra=guillermo+del+toro&fecha1=&fecha...