compartir en:

Por ser un chico de piel obscura y escuchar rap fueron los motivos para que un hombre terminara con su vida.

Lamentablemente los actos de racismo siguen creciendo día con día y esta vez un sujeto terminó con la vida de Elijah Al-Amin, de 17 años, en una tienda en Arizona ya que según él se sentía amenazado por la música rap que escuchaba el joven.

Fue el pasado lunes cuando amigos y familiares se dieron cita en el Centro Islámico Comunitario en Tempe, para orara y despedirse de Elijah antes de enterrarlo en el condado de Maricopa.

Asimismo, el pasado martes Michael Adams, de 27 años, fue acusado por parte de la fiscalía del condado de Maricopa por asesinato premeditado del pasado jueves por la mañana.

Cabe mencionar que el cargo de asesinato premeditado conlleva una sentencia de cadena perpetua o pena de muerte.

En la primera audiencia del culpable, Jacie Cotterell, abogada de Adams le argumento al juez que su cliente tenía una enfermedad mental y había salido de la cárcel estatal sin recibir medicamento alguno el pasado el 2 de julio tras cumplir una sentencia de 13 meses por ataque agravado.

Adams tendrá que comparecer en corte el 15 de julio.