compartir en:

Pese a que en enero de este año el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), percibió un aumento de 5.6%  de empleos en Puebla respecto al mismo periodo del 2017, se dio a conocer que dos de cada 10 trabajadores percibe un salario mínimo, demostrando que al menos el 21. 4% de la población trabaja en pésimas condiciones y con un sueldo que no alcanza para la canasta básica.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (INEGI), son pocos los que ganan arriba del salario mínimo, alrededor de un 32% percibe entre uno y dos salarios mínimos, mientras que el 14% percibe más de dos.

El IMSS colocó a Quintana Roo y Baja California Sur como las entidades con mayor crecimiento laboral: 11.3% y 9.3%, respectivamente. Por el contrario, Campeche y Tabasco registraron disminución de 0.9% y 3.1%.

Según datos de Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en Puebla aumentaron los empleos informales,

El ENOE registró, al cierre del 2017, un total de 906 mil 103; en 2016 la cantidad fue de 852 mil 286 empleos informales, es decir que la tasa aumentó un 6.3%.

41% NO PUEDEN COMPRAR CANASTA BÁSICA

El Consejo Nacional para la Evaluación de las Políticas de Desarrollo Social (Coneval), en México, reveló que el 41% de ciudadanos no pudieron comprar la canasta básica, debido a que obtuvo un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo.

El precio de la canasta básica aumentó 9% en las ciudades y 8.7% en el campo. Los productos que engloba son papa, huevo, chile y azúcar. El alza de la gasolina y la depreciación del peso son factores que propiciaron a la disminución del poder adquisitivo del peso, y por ende, de la canasta básica.

Para poder adquirir la canasta básica, un mexicano debe ganar mil 490 pesos mensuales.