compartir en:

A casi una semana del asesinato de dos Sacerdotes, han sido más las declaraciones, deslindes y enojos, que los avances para llevar a los responsables ante la Ley (si es que todavía existe en el estado).

Y sin duda el señalamiento más significativo ha sido el de Monseñor Salvador Rangel, quien declaro en entrevista que “todo Guerrero está en manos del narcotráfico”.

Pero ¿de qué hablamos?

Desafortunadamente la madrugada del lunes pasado, cuando salían de un concierto del Grupo Bronco en la población de Juliana, municipio de Taxco de Alarcón, Guerrero; dos sacerdotes iban en su auto cuando un vehículo los intercepto para acribillarlos a balazos en la carretera federal Taxco-Iguala, más a la altura de Taxco.

Los padrecitos eran: Iván Añorve Jaimes (40 años), encargado de la parroquia de la Sagrada Familia, en las Vigas, municipio de San Marcos y Germain Muñoz García (39 años), párroco de San Cristóbal en Mezcala, Guerrero.

Con ellos viajaban otras personas, que sobrevivieron el ataque, aunque también resultaron con heridas graves.

Padre Iván Añorve
Padre Iván Añorve

Padre Germain Muñoz
Padre Germain Muñoz

Y ¿qué hacían ahí?

Existen varias versiones, pero quizá la más “creíble”, es que asistían al concierto por invitación de algunos amigos que los presentarían con representantes musicales, y es que tanto Añorve como Muñoz eran, además de párrocos también músicos.

¿Por qué se los echaron?

La versión oficial agrupa elementos que van desde: que durante el concierto se dio un conflicto entre bandas del narco, en donde los religiosos estuvieron inmiscuidos y por ello los mataron.

Hasta que debido a que el padre Germain Muñoz apareció en redes sociales posando con una metralleta flanqueado de 3 encapuchados, a éste se le identificaba como miembro de una banda contraria.

Todo Guerrero está en manos del narcotráfico
Polémica foto del Padre Germain portando una arma

Pero lo más grave es que como siempre ocurre, la bolita está volando de un lado al otro sin que las autoridades se pongan de acuerdo de quién debe investigar el hecho, ya no hablemos de atrapar a los culpables.

Las declaraciones del fiscal Guerrense, Xavier Olea, fueron en el sentido de que simplemente fue una lamentable equivocación, los confundieron y por eso los mataron. (¡UPS!)

Igualmente Olea, afirmó que como los sicarios salieron volados rumbo al Edomex, se ha solicitado colaboración de las autoridades del Estado de México para seguir con la investigación.

Por fin ¿quién será responsable de la investigación? Who knows!

¿Qué opina la Iglesia?

Están muy enojados, eso es un hecho. Y lo primero que hicieron fue desmentir la versión en donde “embarran” a uno de los párrocos con el crimen organizado.

Monseñor Salvador Rangel, obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilpa inclusive comentó en varias entrevistas; que el ser sacerdote requiere tener una buena relación con todos los feligreses, no importando a lo que se dediquen. Pero de ahí a que estuvieran metidos en cosas de malos, es otra cosa.

Inclusive dejo ver en algunas entrevistas, que todo Guerrero está en manos del narcotráfico (¡qué fuerte declaración!), por lo que los párrocos requieren tener una “cercana” relación con ellos, inclusive para poder moverse sin problemas en el estado para así atender a sus comunidades.

Hay muchas preguntas sin responder

Se dice que, en el concierto del Grupo Bronco de dónde venían los sacerdotes, estaba plagado de bandas del narcotráfico. Lo que es difícil de entender, ya que cómo se explica que en un mismo lugar haya alcohol, música, armas y “hombres malos” que no se quieren unos a otros, sin que eso termine en una masacre.

Otra gran pregunta es ¿en dónde se encontraba la policía? Ya que personas entrevistadas asistentes al evento afirman que no había ni huella de ellos. Inclusive las autoridades locales dijeron que no se les solicitó el apoyo para el evento. (¿Así nomás?)

Y finalmente será tristemente un misterio el desenlace de esta historia, en donde ha sido más importante el reflejo de un Gobierno completamente superado por los criminales, que la justicia que puedan tener Iván y Germain, QPD.

La cereza en el pastel

El Gober Astudillo prometió orden y paz

Ayer jueves, Héctor Astudillo Flores, Gobernador de Guerrero (quien ha mantenido la cabeza bien escondida a manera de avestruz), dijo ante marinos que la violencia (en su estado) se ha contenido y complemento: “vamos a ganarle la batalla a ésta y a la inseguridad, pero también vamos avanzando en el combate a la pobreza”. (Sin comentario)